Un cuchillo es ante todo una herramienta de corte y en esto centramos nuestros esfuerzos. A partir de aquí y sobre esto, intentamos hacerlos lo más bellos que podemos en el estilo que hemos decidido, sin perder de vista la practicidad y ergonomía.
Todos nuestros cuchillos están forjados a mano (no hay martillos mecánicos en nuestro taller) desde barras, de acero tradicional en la cuchillería artesana americana, O1 y 52100. Estos aceros, adecuadamente templados y revenidos, tienen unas características difícilmente superables por los aceros modernos. La retención de filo así como su facilidad para recuperarlo, gracias al tratamiento térmico y a su vaciado convexo "apple seed" o panza de barco, es extraordinaria. Generalmente los terminamos a una dureza de 56-58 Rc., suficientes para un uso generalizado.
Aunque empezamos en fragua de carbón y realizando el tratamiento térmico a ojo, lo que nos dio una impagable experiencia, nuestro afán de mejorar nos ha llevado a la fragua de gas y a un horno eléctrico de precisión (+- 2° C de error) para los tratamientos térmicos. De esta manera nos aseguramos que los aceros se estresan lo justo y controlado.
Siguiendo en lo posible la conducta autosuficiente de nuestro inspirador W.Scagel nos fabricamos nuestras muelas de desbastar, ruedas de esmeril y compuestos y pastas de pulir.
Los mangos, como las hojas, nunca iguales uno que otro, están hechos con una primera guarda de latón o alpaca soldada la hoja y luego una serie de espaciadores de alpaca, latón, cuero de suela, fibra vulcanizada, etc...fuertemente prensados y rematados con una roseta de cérvido remachada a la espiga. Nos gusta también incluir en el mango algún espaciador de maderas duras como "Ironwood", "lignum vitae" o guayacán, ébano, granadillo, palisandro etc.
 
Las fundas
Hacemos también las fundas de nuestros cuchillos. Consideramos el binomio cuchillo-funda esencial para ofrecer un producto completamente terminado, artesano y unitario a nivel estético y de calidad. Repujadas o labradas a mano sobre cuero de curtición vegetal de las mejores cualidades, en varios estilos tradicionales americanos. Pueden ser envejecidas o naturales pero todas tratadas con productos de larga conservación que las hacen repelentes al agua.
 
Volver